Confiteria y Obrador artesano en Sevilla. Desde 1932 elaborando los mejores dulces artesanos de la ciudad. Visitanos en nuestros establecimientos de Adriano, Magdalena y Los Bermejales.
954225311 - 954228146 - 954212916

En el año 1932, Don Francisco Vega Alfonso abrió una pequeña tortería en el barrio del Arenal, en pleno centro de Sevilla, su nombre ” Los Ángeles “, así comienza nuestra historia. Sobre el año 1945, adquiere el local de al lado, famosa lechería en este barrio, y amplia su negocio pasándose a llamar “PASTELERIA LOS ANGELES”.

Durante todos estos años, PASTELERIA LOS ANGELES, ha aportado su granito de arena para endulzarle el día a día, año tras años a los sevillanos, integrando en sus quehaceres diarios el acercarse a nuestro establecimiento para disfrutar de nuestros elaboraciones artesanas.
Gracias a sus tortas y sus dulces, al mismo tiempo que su buen trato con la clientela diaria, Don Francisco Vega,
en aquellos años acompañado de sus hijos Francisco y Juan José, pensó en abrir otro despacho, tras el reclamo en otros barrios de la ciudad.

Después de la Guerra Civil, ya en los años cincuenta, abre su segunda pastelería en Calle San Pablo 1, una calle céntrica, comercial, con mucha afluencia de público y conocida en la ciudad. Es aquí cuando su hijo Francisco con tan sólo 20 años, se hace cargo del despacho llamándole “PASTELERIA SAN PABLO”.
Junto con sus dulces y tortas, se huele a miel y romero de sus torrijas y pestiños, a sus bollitos de leche recién horneados, etc.
Con su esfuerzo y tesón diario, su clientela aumenta y su éxito es inminente, convirtiéndose en una de las pastelerías más prestigiosas del Centro de esta ciudad.

En 1982, Francisco hijo, toma las riendas del despacho primitivo del arenal.
Tras su cincuenta aniversario y dándole un giro radical al despacho, amplia el negocio a Cafetería, introduciendo nuevos horarios y salón de té con idea de compartir café y dulce.
El público se multiplica y existe una tendencia a comer en barra, decidiéndose a instalar cocina.

En un periodo de cinco años, su plantilla se ve aumentada a 30 trabajadores.
En la década de los setenta, la pastelería da un vuelco gracias a las tendencias francesas de la época, reduciendo el tamaño del dulce, rebajando los azúcares e introduciendo pastelería pequeña, salados y bombones.
Su afán es seguir utilizando las mejores materias primas y mejorar día tras día.

Viaja a diferentes concursos y Ferias de Pastelería Nacionales como en León, Madrid, Barcelona, etc.
En 1979, en el Concurso Nacional de Pastelería-Confitería que se organizaba en Valencia, MAICOP -79, Francisco y sus hijos, reciben la Medalla de Oro en Pastelería Artesana.

Después de toda una década, y organizarse en Sevilla la exposición Universal EXPO92, el año 2000, comienza por reformar completamente el establecimiento del arenal. Se moderniza y cambian todas sus instalaciones mejorando los espacios para nuestra clientela, sin duda hemos conseguido una de las mejores pastelerías.

La tercera generación Vega- Lourdes, Francisco y Antonio van introduciéndose y participan en la gestión del negocio aportando nuevas ideas y perspectivas de futuro. Que pasan por modernizar el obrador con maquinaria más moderna e innovadora, y reformando el despacho de calle San Pablo.

En 2012, se abre al público un nuevo despacho, para atender la parte sur de la capital, en Avda. de Finlandia local 9, Los Bermejales. Un establecimiento copia del emblemático de la calle Adriano. Foto de bermejales
Y llegando al día de hoy, esta tercera generación de pasteleros, seguirá creciendo e intentándose adaptar a los nuevos estilos de vida, elaborando lo de siempre sin perder creatividad, fieles al más riguroso compromiso de calidad y buen hacer.